Parroquia San Isidro Labrador

En los años de 1948, venían los Sacerdotes de Las Matas de Farfán a celebrar la misa y realizar los bautismos de vez en cuando en la Escuela y en un lugar que se llamaba “El Higo”, también venían las monjas también de Las Matas de Farfán, a dar catequesis a los niños para hacer su primera comunión en la escuela.

En el año 1958, el Ingeniero Dager quien construía El Canal de la Jagua del Municipio de las Matas de Farfán, construye la primera capilla utilizada por muchos años. Esta comunidad ha sido asistida por los sacerdotes de Comendador

En el año 1975, el Padre Donald habla con Evangelista González, le dice que el Obispo ordenó cerrar la capilla porque solo asistían a misa unas 10 personas  y que sólo se podía dejar abierta si alguien se comprometía a juntar más personas, hicimos compromisos con nuestro sacerdote de trabajar en busca de más personas y logramos con el favor de Dios que la capilla no fuera cerrada, consiguiendo que se diera misa todos los domingos, de ahí en adelante fue creciendo la comunidad cristiana, logrando tener algunos matrimonios por la Iglesia.

En el año 1979 participamos en un Cursillo de Cristiandad. Fue creciendo el número de cursillistas, y nos constituimos en el motor de arranque para lograr la organización de la comunidad cristiana con que hoy contamos gracias a Dios, y a los sacerdotes quienes estuvieron aquí en esta época: Padre Donald, Padre Juan, Padre Guery, Padre Yerry y Padre Guillermo.

El día 25 del mes de Diciembre del año 1992, el Obispo de la Diócesis de San Juan de la Maguana, Mons. José Dolores Grullón Estrella, crea para nosotros la Parroquia “San Isidro Labrador”, con dicha creación nos independiza de la parroquia “Santa Teresa, de Comendador”, dejándonos el reto de organizar la comunidad cristiana en nuestro pueblo y en los campos, cuya misión cumplimos fielmente.

En el año 1987, nace la idea de un grupo de Pascua Juvenil de formar un Comité Pro – Construcción de una nueva capilla, presentan su proyecto al Equipo de la Parroquia, se forma un Comité Pro – Construcción, comenzamos a trabajar en pro de recaudar fondos con miras a la construcción de una nueva capilla, tal fue la idea de los jóvenes de Pascua Juvenil; el Padre hace llegar nuestra inquietud al Obispo de la Diócesis de Green Bay, Winsconsin de Estados Unidos, ellos comienzan a hacer suyas la idea de construir esa nueva capilla para los feligreses dominicanos, también ellos comienzan a recaudar fondos pro construcción y a enviar aportaciones a nuestro comité, poniendo nosotros la parte inferior, ellos la parte superior del costo de nuestra construcción; cuyo costo asciende a la suma de RD$1,019,235.96, se incluyen además la construcción de la del Señor Manuel Mesa, de la Señora Amancia Lima, de la Señora Mamina Recio y de la construcción de una casita propiedad de la Parroquia, reparación y liberación de sanitario y solar del Señor Miguel Morillo, reparación y liberación de sanitario y solar del Señor Euclides Zabala y de la Señora Elena de la Rosa (Maisita); construcción del edificio que aloja la Farmacia y Salón de Reunión.