Parroquia Santo Isidro Labrador

El Municipio de Guayabal situado al sur del país y perteneciente a la provincia de Azua.  Limita al norte con el municipio de Constanza, al sur con Peralta y la Provincia de Azua, al este con San José de Ocoa y al oeste con Padre las Casas.

Este municipio está anclado en un valle entre montañas, alcanzando una altura de 1500 m. Es un pueblo de agricultores que siembran esperanza, rodeado en la forma de Mesopotamia por el río las Cuevas y el Arroyo de Guayabal y Arroyo Corozo.

Hay varias reseñas de poblados indígenas, en los años de la conquista de nuestra Isla que han dejado las huellas en nuestras comunidades con objetos y trazados de piedras.

Nuestro patrón san Isidro Labrador.

Nacido en una fecha incierta, s. X1, su muerte se produjo en 1170.  Fue un pobrecito agricultor nacido en la villa de Madrid, pertenecientes a una humilde familia de labradores, quienes le educaron en la fe cristiana y el temor de Dios. Proclamado por Juan XXIII patrono de todos los labradores españoles, y canonizado en 1622.

Para el año de la familia 2001, el equipo parroquial optó por acompañar al patrón San Isidro Labrador originando el nombre actual. Santos Isidro y María. Su esposa María de Torrubio, mejor conocida por María de la cabeza. Ambos esposos vivieron su vida entregada a la oración, al trabajo y a las buenas obras.

Era un matrimonio feliz y modelo para todos los de primero en Torrelaguna y más tarde en Madrid. “nos ha unido el Señor en santo matrimonio para que llevemos a feliz término su obra entre nosotros.”

Después de muerto comenzó a hacer prodigios de lo que había obrado durante la vida. Reyes y grandes de España le han profesado gran devoción y se han postrado a este humilde labrador pidiendo su protección a igual que este pueblo de Guayabal, celebrando su fiesta cada año en el mes de Mayo.

Nuestra comunidad de Guayabal entre 1873-76, nació por una familia de apellido Morillo que, hasta el día de hoy, se conserva su descendencia, acompañado de otros apellidos como Valenzuela, Corcino, Taveras, Cabral, entre otros. Esta familia Morillo descendieron posiblemente de las Matas de Farfán, de Neyba y San Juan para buscar refugio en tiempo de persecución.

En el año 1957, se construyó la primera capilla que aún existe en el centro de Guayabal, esta capilla fue dirigida por el padre Bernardo de origen polaco, quien estuvo hasta 1960.

Para el período de 1960-63, nuestra comunidad tuvo como sacerdote al P. Luís King, y  como colaboradores los catequistas Sinencio y Juan Cabral, que animaban la comunidad en la celebración de la palabra los domingos.

Durante los años del 1963-66, nuestra comunidad tuvo como sacerdote al P. Reynaldo y P. Ángel. Del 66 al 71, por la ausencia de párrocos, la comunidad se vio interrumpida haciendo la celebración el señor Ernesto Corcino y Carmito Carrasco. A partir de ese momento los párrocos vivían en Padre las Casa y no tenían mucho contacto con la comunidad de Guayabal.  En este período se encargaron de nuestra comunidad el P. José y P. Ángel de Barrios.

En el período de 1970-76, el padre Ángel cambio la frecuencia a nuestras comunidades y con él conseguimos un acercamiento de forma continua.

De 1976-87 el P. Camilo Guzmán  revolucionó la catequesis y consiguió muchas ayudas humanitarias para el arreglo de viviendas.

De  1986 al 87 tuvimos la presencia del Juan Rosario, P. Martín y P. Hipólito, y se ordenaron los primeros ministros de la palabra  Carmito Carrasco y Ángel Corcino.

En 1993 el padre Juan Rosario construyó el templo parroquial.

De 1994 –96 estuvieron los padres Bernardo y P. Vicente Cobida.

El 24 de Agosto de 1996 fue constituida como parroquia quedando como encargado el P. Juan Cárdenas Moral.