Parroquia Nuestra Señora de la Esperanza

La Provincia de San Juan de la Maguana, a la salida hacia del Municipio de Juan de Herrera.  La definición del nombre real, ha venido cambiando según las circunstancias políticas, sociales y religiosas.

En el gobierno del Dr. Joaquín Balaguer, en sus últimos dos años, ya se había iniciado la construcción de unas 52 casitas a personas del barrio de Gualey, que fueron terminadas y entregadas en el gobierno del Dr. Leonel Fernández  en el 1998.

En este mismo año ocurre un fenómeno atmosférico: El ciclón George el 22 de Noviembre del 1998. Esto trajo  como consecuencia, que todos los centros educativos, iglesias, entre otros lugares públicos y privados de la Provincia de San Juan se convirtieran en centro de refugio para todos los damnificados a causa del ciclón.

Los principales barrios de la periferia de la ciudad San Juan: Gualey, Mesopotamia, La Lata, Los Cartones, El Badén, La Mina, Guachupita, Quija Quieta, El Cepillo, Montes De Oca, Los Mojaos, fueron los barrios más afectados por el desbordamiento del río San Juan, quedando las familias sin casa, pues todo fue arrastrado por el río.  La dura experiencia de las aguas, nos hizo ser o soportar la dura prueba de estar damnificados por unos 5 años y más.

Durante todo este tiempo a toda esa gente el gobierno la alojó en barrancones mientras se le construya una casa digna. Los barrancones se convirtieron desde sus inicios en una empresa generadora de intereses a todos los niveles: políticos, económicos, pasionales, etc.

En el nacimiento del barrio Villa Esperanza podemos definir tres etapas:

1.- La vida de refugio: La Escuela Normal Uranía Montas, el Liceo, La Catedral – Casa Parroquial, El Estadio, entre otros. Estos lugares, aunque servían de refugio, pero también muy propicio para todo tipo de males, desde la oferta de todos los vicios, violaciones, vagancia, querer que se lo traigan todo, por su condición de refugiado

2.- La vida de barrancones: La meta por el momento era llegar a un barrancón, porque de esta manera se aseguraba una casa, y en muestra y evidencia de ser damnificado perdedor-propietario o inquilino. Esto trajo como consecuencia que se comercializara un barrancón desde 200  pesos hasta 500.00 y más, todo dependía si el interesado tenía un guardia amigo o un dirigente barrial que pululaban por donde quiera, sólo queriendo ser los redentores de un pueblo que nunca le fue confiado, donde cada uno presentaba un listado, en los que figuraban más los apodos.

3.- Las nuevas casas de Villa Esperanza: poco a poco van entregando las casas y el estilo de vida de la gente cambia. Hay muchas familias aún viviendo en los barrancones.

Vida eclesial

Desde que se iniciaron los barrancones, se vio la necesidad, de por lo menos, tener con frecuencia la celebración de la misa, celebración de la palabra a cargo de los padres que residían en La Catedral, ayudados por los seminaristas que van pasando por las parroquias en su experiencia pastoral. Para tales actividades se construyó una capilla de madera provisional con unos 14 bancos.

En el año 2000, con la ordenación de 3 nuevos sacerdotes, monseñor José Dolores Grullón Estrella, vio oportuno el momento para crear unas cuantas parroquias, entre ellas: Nuestra Señora de Guadalupe en Sabaneta y Nuestra Señora de la Esperanza, en Villa Esperanza.

El día 9 de julio del 2000 quedó erigida como parroquia, legalmente constituida, cuyo nombramiento como párroco fue el reverendo Padre Lorenzo Cuevas Mercedes de Juan de Herrera y como vicario al recién ordenado P. Santo Cabral Luciano, nativo de Guayabal de Padre Las Casas.

Estructura de la parroquia

Un Consejo Parroquial, fortalecido por 6 Consejo de Distrito, en el que cada uno se compone de cuatro sectores, Consejos Comunitarios:

1.- Nuestra Señora de la Altagracia: Que es un barrio que ya existía, antes que el Ciclón y que se identificaba con la Catedral-Capilla San José

 - Compuesto por 4 sectores.
 - El mirador norte con dos consejos.
 - El sector de El Tanque.

2.- Nuestra Señora de las Mercedes: Constituye la imagen – la casa de la parroquia.
3.- San José: Constituyen el corazón de todo el barrio, dividido en cuatro sectores
4.- La Esperanza: Es un distrito transitorio, pero que cuando reciban su casa, se llamará del mismo modo.
5.- Sagrado Corazón de Jesús: Es el antiguo Gualey, distrito de las Hnas, 4 sectores
6.- El Buen Pastor: Se compone de la manzana 13, 14 y 15. Mediante consulta acordamos llamarle “Buen Pastor”.

Lo que era antes un elenco de 10 barrios dispersos y descuidados en pequeñas aldeas como las tribus de Israel, es ahora un solo pueblo, que camina hacia la Comunidad de la Esperanza.

Estructura física

  • La casa de la comunidad de religiosas.
  • Salón Montesino – construido por las religiosas
  • La construcción del templo.
  • El local-para la casa parroquial y escuela laboral.
  • Una policlínica barrial.

Constitución de la parroquia

Fue erigida parroquia con el nombre de Nuestra Señora de la Esperanza, por su Excelencia Reverendísima Mons. José Grullón Estrella, el día 9 de Julio de 2000, quedando nombrado como párroco el P. Lorenzo Cuevas y como vicario el P. Santo Cabral Luciano. El objetivo de este nombre de la Esperanza fue, que sea un modelo de parroquia en toda la provincia de San Juan. Que las familias tuvieran sus casitas nuevas, que lo que antes se decía de los barrios periféricos como los barrios de los machetes, riñas de barrio contra barrio, centro de drogas, para que con la evangelización se pueda ir transformando esa realidad como se ha hecho hasta ahora con la fe puesta en el Señor.

A esto se unió la esperanza de todos los que vivían en los barrancones  para poder llegar a tener una casa digna y estable. Al final del mismo año 2002 las hermanas de la congregación Dominicas de la Santa Cruz, visitaron el lugar y lo consideraron propicio para comenzar una misión en esta recién creada comunidad parroquial, llegando a la Diócesis y a la parroquia para comenzar a formar el equipo parroquial junto a otras personas de la comunidad.

P. Santo Cabral Luciano.

P. Lorenzo Cuevas Mercedes.

Hna. Providencia Pérez --- de Puerto Rico

Hna. Zaida González------de Puerto Rico

Sr. Elías Terrero, coordinador del consejo parroquial, y la joven Marisela Dicló, secretaria del consejo parroquial.

Hacemos resaltar el comportamiento humano y espiritual que ofrecen las hermanas y todas las personas de la comunidad  cristiana de esta parroquia, esto ha hecho que la comunidad crezca en estos sectores, distritos y familias. Por otro lado su aporte económico para la construcción del templo parroquial, también con sus propios recursos se construyó su salón parroquial y para reuniones diversas, cuyo centro lleva el nombre de Montesino.