LA PRIMERA PROMOCION DEL BACHILLERATO RADIOFONICO

c_300_175_16777215_00_images_estudiantes.jpgDurante la semana del 26 al 30 de junio, alrededor de 56 estudiantes (algunos de ellos identificados con t-shirt blanco en la foto superior) que conforman la primera promoción del bachillerato de las Escuelas Radiofónicas Santa María han tomado en serio las Pruebas Nacionales, requisito del cual depende su participación en el acto de graduación fijado para el próximo 21 de julio.

Los postulantes a convertirse en bachilleres, con pleno derecho a ingresar a los estudios superiores pertenecen a comunidades de Matayaya, en Las Matas de Farfán; otros a Tábara, municipio de Azua, en Guanito, de Elías Piña y a este municipio San Juan de la Maguana. El mayor peso numérico corresponde a Tábara y a San Juan, compuesto por 41 estudiantes.

El grupo que tomó las Pruebas Nacionales en la escuela de Villa Esperanza, provienen de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, de Sabaneta, de la sección La Jagua y de este municipio cabecera.

Entre la tensión y el entusiasmo que genera la espera por el dictamen de los exámenes que ponen a prueba su nivel de conocimientos como condición indispensable para ceñirse la toga y el birrete el próximo 21 de julio en acto que se llevará a cabo en la catedral San Juan Bautista, previo a una misa de Acción de Gracias, presidida por monseñor José Grullón, con asistencia de representaciones que acudirán desde las oficinas centrales de las Escuelas Radiofónicas en La Vega, los estudiantes dicen sentirse animados y seguros de que obtendrán buenas calificaciones.

Se trata de un grupo de adultos, enfocado en aumentar sus posibilidades de desarrollo para elevar su calidad de vida y disfrutar de horizontes más amplios en los planos laboral y social.

Por ejemplo, Anny Margarita, de la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe, en Sabaneta define de “encantadora” su experiencia en las Escuelas Radiofónicas, pese a que se vio en la obligación de cesar temporalmente sus estudios, ya que al contraer matrimonio se mudó fuera de la provincia.

c_300_175_16777215_00_images_Estudiante_2.jpgAl inicio, cuando fue invitada, no se sentía muy animada a integrarse al grupo de estudiantes de aquella comunidad que se reunía los fines de semana en una enrramada, porque le parecía “un grupo de viejos” con el que no lograba identificarse.

Sin embargo, con el tiempo, la sinergia entre facilitadores dirigidos por el Director del departamento de Educación de FUNDASEP, Héctor Sánchez Romero y el grupo de alumnos, la fue convenciendo de que se aprovechaba el tiempo y la oportunidad de ampliar conocimientos en tiempo record.    

Reinició sus estudios, que había suspendido desde el 7mo., tomó el curso en grado acelerado -una especie de curso intensivo-, lo que la convenció de la efectividad de estudiar con estos métodos de educación a distancia.

La entrevistamos al momento de pasar ella a recoger sus documentos para completar el proceso de inscripción y reiniciar estudios para el próximo ciclo. En esos trámites, estuvo visitando en oficinas del Departamento educativo, a Miriam Zecha (voluntaria alemana) y a Lisbeth Montes de Oca. 

La experiencia de dejar los estudios temporalmente no le ha resultado del todo satisfactoria, de lo cual se lamenta, por lo que insta a quienes cursan el bachillerato a distancia a no desmayar en sus propósitos y a proseguir  indetenibles la senda de los estudios superiores hasta convertirse en excelentes profesionales, los mismos propósitos personales que le animan a ella a seguir sus huellas

 

José Danilo.-