26 AÑOS DE OBISPO EN BLANCO Y NEGRO

c_300_175_16777215_00_images_Mons_Jose_Grullon.jpgHoy, rigurosamente hoy 22 de junio del año 2017, se cumple el 26 aniversario de la ordenación episcopal de monseñor José Grullón, en igual fecha del año 1991, que lo colocó al frente de la Diócesis de San Juan de la Maguana.

En todos estos años monseñor Grullón ha dejado una estela de bien, de bondad y bienaventuranzas en cuantas vidas ha tocado, y quien le conoce percibe de inmediato que este hombre de Dios -que no se siente inspirado ni aspira a ser otra cosa- nació para ser lo que es: sacerdote, sin matices ni medias tintas, a blanco y negro, sacerdote fiel. 

Unas palabras surgidas del hondón de su alma durante el almuerzo, nos confirma esa verdad irrefutable, contundente e implacablemente sencilla, de hasta qué grado se ha hecho uno de nosotros: 

Al cumplir 26 año de estar como obispo en la Diócesis de San Juan de la Maguana, lo que he querido ser siempre y ante todo es sacerdote. 

Sacerdote es la misión más grande que uno tiene, después del acontecimiento más grandioso que es ser bautizado…porque, en el fondo, si vivo bien mi bautismo, vivo bien cualquier misión que tenga en adelante. 

Porque en el bautismo yo prometí rechazar el mal y hacer el bien, y eso es lo que, donde quiera he ido, cuanto tenga que hacer es lo que debo hacer. 

Pero para eso yo tengo que estar en la realidad a la que el Señor me envía, ante la que no puedo pasar de largo. Tengo que hacerme cercano a la gente para poder ver lo que es malo y lo que es bueno para la gente o está causando daño a la comunidad, entonces puedo descubrir la fuerza de Dios a través del Don de la sabiduría que El da cuando está presente cerca de la gente. 

Y eso es lo que he sido, cuando vine aquí, cuando me nombraron obispo, todas las cartas que recibí me insistían  José, ¡No cambies!  ¿Por qué? Porque ese es el estilo mío, el de vivir la espiritualidad de mi bautismo, hacer el bien y rechazar el mal y quiero hacer esto hasta el final de mi vida!”.

 

Jose Danilo