MISA DE ENVIO DE LA CONGREGACION REDENTORISTA

  • PDF

b_200_144_16777215_0___images_stories_image00086.jpgEn un ambiente emotivo, de reencuentro, de nostalgias, evocaciones y esperanza se celebro ayer domingo en la Catedral San Juan Bautista una misa concelebrada de envío de la congregación redentorista a nuevas obras misionales en Cotuí tras 66 años de permanencia en esta diócesis de San Juan de la Maguana. b_200_144_16777215_0___images_stories_image00071.jpg

Haciendo uso de sensibles palabras de agradecimiento, el provincial de la orden redentorista, padre Manuel Rodriguez, narró el proceso de reflexión que durante los últimos diez años desembocó en la decisión de dejar: primero la catedral, y luego la diócesis, para afrontar nuevos desafíos misioneros en la diócesis de San Francisco de Macorís, que previamente llevaron a dos de sus miembros hasta África.

El provincial Rodriguez expresó que los redentoristas se han reafirmado en

descubrir que el máximo referente de la iglesia en esta jurisdicción, el obispo José Grullon Estrella es un amigo y un modelo a seguir.

b_200_144_16777215_0___images_stories_image00064.jpgb_200_144_16777215_0___images_stories_image00073.jpg

“Libra por libra vale su peso en oro monseñor José Grullon de esta diócesis de San Juan de la Maguana”, añadiendo que acaso es el obispo mas valioso que hay en la iglesia dominicana.


“Si nos necesita en la diócesis, monseñor Grullon, solo háganoslo saber y volveremos” fueron las emotivas palabras con que  puntualizo la ceremonia de envío de la congregación que aportó dos obispos, Tomas F. Reilly y Renaldo Connor s, a la diócesis de San Juan de la Maguana.