OBISPO CELEBRA MISA DEL MIÉRCOLES DE CENIZAS

c_300_175_16777215_00_images_Aa_Miercoles_de_Cenizas.jpgIniciando el tiempo litúrgico de la Cuaresma, monseñor Tomás Alejo celebró la Misa del Miércoles de Cenizas con el personal del Obispado de San Juan de la Maguana. 

 La tradicional liturgia que inaugura la preparación y conversión para vivir dignamente el Misterio Pascual debió desarrollarse al aire libre, en el patio del recinto, acogiendo las previsiones de distanciamiento y desinfección de manos,  para resguardar a los participantes de la enfermedad de la Covid-19. 

Asimismo, en el rito inicial que le da su nombre a esta liturgia, monseñor Tomás Alejo Concepción explicó que en la Misa se bendeciría de manera general las cenizas sin pronunciar la oración de costumbre al imponerlas en la frente de los fieles y aplicándola en la cabeza, no en la frente, por las mismas razones de prevención ante la enfermedad y cuya variación ha dispuesto la Iglesia en todo el mundo.  

 En la homilía, monseñor Tomás llamó a la conversión mediante el ayuno, la abstinencia y la oración llamando a vivirlo con la espiritualidad del discípulo durante estos cuarenta días, para que nosotros resucitemos con Cristo y tengamos nueva vida. 

“No una resurrección allá, cuando muramos y Cristo venga en su segunda venida, sino que es una resurrección gloriosa en el cambio de mentalidad y de actitud asumiendo el nuevo estilo de vida  del camino cristiano”, precisó el obispo.