BIDICA CELEBRA OTRA ESPLÉNDIDA CHIQUINAVIDAD

c_300_175_16777215_00_images_A_celebrar_Chiquinavidad_2018.jpgCerca de 400 infantes de los sectores más pobres de la zona oeste del municipio de San Juan de la Maguana, celebraron gracias a la Fundación BIDICA una esplendida fiesta navideña el pasado sábado 15 de diciembre.

Niños y niñas en edades comprendidas desde los 5 a los 10 años, comenzaron a llegar al monasterio de las Hermanas Clarisas Capuchinas desde muy temprano en la mañana, en grupos de 25 organizados en compañía de sus guías o lideres adultos, que fungen como coordinadores de distritos o presidentes de asambleas de las parroquias Espíritu Santo y San Alfonso, respaldados por un equipo formidable invitado desde Santo Domingo por la Fundación BIDICA.

Los chiquillos fueron seleccionados por las Hermanas Misioneras de la Palabra entre las familias más vulnerables de los barrios y sectores aledaños a Corbano Sur, Corbano Norte, Mesopotamia, Kilómetro 3 y El Refugio, que comparten la condición común de pobreza y marginalidad.

Para ellos y ellas fue concebida una jornada llena de alegría, regalos y sana diversión, organizada al más mínimo detalle y con rigurosas previsiones de seguridad por la Fundación BIDICA que dirige la señora Sarah Rodríguez, quien acudió a encabezar el festejo junto a sus esposo Ramón Burgos y sus hijas Nicole y Sarah, en compañía de un grupo de amigos y relacionados a participar del singular evento infantil.        

La celebración dio inicio con un refrigerio previo a la misa presidida por monseñor José Grullón Estrella, obispo de la diócesis de San Juan de la Maguana, quien hizo subir un grupo de niños al altar durante la homilía, un momento que también fue compartido por la diputada Lucia Medina, quien hizo acto de presencia en el templo.

c_300_175_16777215_00_images_A_celebrar_en_grande.jpgA continuación, la chiquillería disfrutó con gran algarabía durante una hora de un animado espectáculo de payasos en el salón de actos de Betsalem, cortesía del empresario Radhamés de los Santos a nombre de su empresa RADSA Agroindustrial, quien se apersonó al lugar a participar de la chiquinavidad.

Acto seguido disfrutaron de un suculento almuerzo navideño preparado para la ocasión por los comedores económicos del Estado dominicano, como antesala a la entrega de regalos, en que cada uno de estos pequeños, entre risas y cantos, recibió una caja conteniendo frutas y golosinas, a la vez que juguetes de acuerdo al género.

Un rasgo que vale destacar es la cuidadosa organización y seguridad que impera en la  Chiquinavidad de la Fundación BIDICA, gracias al espíritu de servicio del equipo humano que se integra desde Santo Domingo, acompañando en la celebración a su presidenta Sarah Rodríguez y al señor Ramón Burgos.        

En su interés de contribuir al desarrollo integral de las personas que posibiliten el fortalecimiento de familias sostenibles, la Fundación BIDICA ha instituido esta verbena navideña, poniendo en acción su dimensión de servicio a las comunidades mas necesitadas, en una celebración esperada con ansias por niños y niñas cada año.

 

José Danilo.-