3ER TALLER NACIONAL DE PASTORAL DE ADOLESCENTES

c_300_175_16777215_00_images_Portda_III_Taller_Nacional.jpgPese a que los efectos asociados a una tormenta en el área del Caribe provocaron lluvias abundantes, mas de 50 líderes y guías de casi todas las diócesis del país asistieron durante el pasado fin de semana, los días 14, 15 y 16 al III taller nacional de Pastoral de Adolescentes en la casa  de evangelización Juan Pablo II.

La temática principal giró en torno a las “Estrategias para la realización de un campamento” con el objetivo en vista de dotar a los manejadores de grupos de adolescentes de las orientaciones, herramientas y recomendaciones indispensables para dirigir adecuadamente los campamentos de verano, que atraen a cada vez mas muchachos y muchachas de ese rango de edad al llegar las vacaciones.

La motivación acerca del campamentismo no se centró únicamente en el contenido de los temas sino que también en la decoración  y ambientación del salón, en donde se instalaron dos tiendas de campaña y otros elementos como la simulación de una fogata, lámparas a gas, en las pegatinas de las carpetas de trabajo, etc.

La actividad estuvo encabezada por los principales directivos de la Comisión Nacional de la Pastoral de Adolescentes: Monseñor José Grullón, quien es responsable ante la Conferencia del Episcopado Dominicano de esta expresión de iglesia joven, la Lcda Wilma Duval, Secretaria Nacional, Clarissa Liriano, Dinelys Merán, Padre Padre Kiwi López (Puerto Plata), Clarissa Liriano (Mao-Montecristi), Padre Antonio Rodríguez y Fernanda Vázquez (Santiago), entre otros.             

El viernes 14, la señora Andrea Gómez (Ita) de Santiago de los Caballeros, con una larga experiencia en la organización de campamentos, introdujo el primer tema con un breve recorrido histórico, trazando luego el objetivo de los mismos desde una perspectiva cristiana con un enfoque dinámico y creativo, haciendo hincapié en las oportunidades que ofrecen las acampadas para la formación de los participantes en estas actividades fuera del hogar y lejos de la escuela.

c_300_175_16777215_00_images_III_taller_fogata.jpgUna misa vibrante fue comienzo de una noche que trajo la sorpresa de una vivencia campista, con fogata incluida, a manera de dinámica de integración en la que los participantes del taller contaron chistes y anécdotas.

El sábado 15 inició con una rutina de aeróbicos, dirigida por las diócesis de Barahona y San Pedro de Macorís, como preparación para el rezo de laudes.

La mañana correspondiente a esta jornada le tocó a Richard Víctor, profundizar en la espiritualidad de los campamentos, estableciendo la diferenciación entre estos y los retiros o las convivencias.

Conforme a su dilatada experiencia trabajando con adolescentes y jóvenes desde que él mismo cursara esas etapas, es importante preservar el equilibrio entre lo que define como pasión sentida y acción pensada, lo mismo que mantener el balance entre los temas reflexivos o de índole espiritual y las actividades recreativas, los  juegos y  los deportes al aire libre.

La tarde del sábado reservó una experiencia tan gratificante como las anteriores bajo la dirección de los señores Aida María Fernández e Irenardo Ardila del campamento Explora, quienes encendieron con ardor el entusiasmo de los talleristas en una sesión lúdica denominada juegos con propósitos. Su método no incluyó charlas o exposiciones sino que consistió en una sucesión de juegos, en los cuales daban algunas instrucciones y claves. Fue un momento divertidísimo.

c_300_175_16777215_00_images_III_taller.jpgLa tarde-noche, para cerrar los contenidos formativos de la jornada, dos instructores de educación física dieron continuidad a juegos con propósitos.

Finalmente, Jeffrey de la diócesis de Mao-Montecristi dirigió la meditación Me encuentro con Jesús, en la cripta del lugar, como preludio a la proyección de la película El Triunfo del Espíritu, basada en un hecho real.

El domingo 16 se desarrolló conforme al programa, con la sistematización de Clarissa Liriano  abordando el esquema de la mecánica de organizar un campamento para adolescentes, sintetizando los puntos importantes de las anteriores exposiciones, para dar paso a la evaluación final y a la misa presidida por monseñor José Grullón y concelebrada por el Padre Kiwi.

Con este III taller nacional la Pastoral de Adolescentes se fortalece colocando al alcance de los guías de las diócesis participantes el asesoramiento necesario para poner en práctica el prudente consejo de uno de los expositores: los próximos campamentos deben comenzar a idearse desde el momento en que termina el anterior, con bastante tiempo de anticipación.

Quedan muchos meses por delante para que ninguna diócesis se quede sin organizar su campamento  adolescente, con un enfoque práctico, innovador, integral e integrador que sea vivencia de fe en contacto con la naturaleza.

 

José Danilo.-