PADRE DUVÁN ASUMIÓ PARROQUIA LOS REMEDIOS

c_300_175_16777215_00_images_Asume_Padre_Duvan_Los_Remedios.jpgEste pasado sábado 18 de agosto, en un acto litúrgico presidido por monseñor José Grullón, la parroquia Los Remedios de Azua despidió a casa llena con gratitud, por su entrega y buenos servicios al Padre Pedro Mateo quien ejerció como pastor propio de la misma desde hace varios años, al mismo tiempo que dio una cálida bienvenida al Reverendo Duván López, en lo adelante su nuevo párroco.

El Padre Pedro, luego de haber agotado un largo periodo en esta parroquia, fue destinado a dirigir el Seminario Menor El Buen Pastor en lugar del Reverendo Martires Garcia, quien tiene nuevas funciones como responsable de la parroquia San Jose.    

La ceremonia de instalación fue conducida por el Padre Moisés Corcino, Vicario Adjunto, siendo concelebrada por los presbíteros Mártires García, de la parroquia Divina Misericordia; Juan Manuel Camacho, de la parroquia Sagrada Familia de Azua y el Padre Pedro Mateo, acompañados de algunos diáconos del lugar.

El Padre Duván López Castro es natural de Sonsón Rionegro, Colombia, y llegó hace 20 años a Azua, por un acuerdo de cooperación entre el obispo de su diócesis y monseñor Grullón, desempeñándose primero como párroco de La Bombita de Azua durante diez años y posteriormente como párroco de El Buen Pastor, en donde permaneció otros diez años mas, ganándose el aprecio de sus feligreses. También es el representante diocesano ante el Ordinariato Castrense.  

Conforme al ritual que rige para la ocasión, el obispo de la diócesis de San Juan de la Maguana, una vez concluida la homilíhizo formal entrega al Padre Duván de los símbolos que le delegan autoridad para ejercer la cura pastoral, encomendado a cumplir con la responsabilidad de enseñar, santificar y regir en calidad de colaborador del obispo.

En ese sentido,  le confió el evangeliario, de los lugares litúrgicos, de la llave del sagrario, de una luminaria, de la sede penitencial o la silla del confesionario.                             

La lectura del nombramiento la hizo el Padre Mártires, canonista de la diócesis, quien hasta hace poco concluyó una eficiente labor como director del Seminario Menor el Buen Pastor, y en los próximos días pasa a ejercer como párroco de San José.

Una vez terminada la solemne ceremonia, entre manifestaciones de alegría, celebrantes y asistentes disfrutaron fraternalmente de bocadillos y un refrigerio, deseando -anhelo al que nos unimos-.todas las bendiciones y los parabienes al Padre Duván en sus nuevas funciones haciendo brillar la luz del Evangelio en el Pueblo de Dios.

 

José Danilo.-