REGISTRO TARDÍO: ALIANZAS POR LOS MÁS POBRES

c_300_175_16777215_00_images_operativos_3.jpgCarecer de documentos que avalen la identidad de las personas, reconociéndole un nombre y dándole un sentido de pertenencia a una comunidad humana, solo puede ser consecuencia directa de la pobreza, además de factor de exclusión y vulnerabilidad social.

Esa es una de las razones que ha llevado al Centro Diocesano de Asistencia Jurídica -CEDAJUR-, a establecer alianza, antes que nada intra-eclesial con los párrocos y luego con instituciones como el Poder Judicial, el Ministerio Publico y la Junta Central Electoral, a través de su dependencia  municipal.     

Se calcula que en los últimos 26 años, desde que se creara dicho organismo, mas de 150 mil personas en las comunidades mas apartadas de las provincias Azua, San Juan y Elías Piña, han visto resuelto este grave problema, que les negaba el derecho legitimo a ostentar legalmente un nombre y una nacionalidad, cuando Dios mismo afirma, en Isaías 43, 1: “Te conozco por tu nombre; no temas, yo te he rescatado, te he llamado por tu nombre; tu eres mío”.

Es evidente, que a los ojos de Dios, que nos llama por nuestro nombre, no es agradable que a tantos hermanos y hermanas, se les niegue el acceso a la identidad, reduciéndolos a ser meros habitantes de segunda categoría, pero no ciudadanos de pleno derecho, apátridas invisibles al reconocimiento social y político.   

Pese a que se ha logrado reducir de 36% a cerca de 6% la cantidad de personas no declaradas en la diócesis, el CEDAJUR continúa desarrollando los operativos que pretenden disminuir, con miras a su erradicación, este problema de carácter social y humano, que riñe con los propósitos de Dios. 

Para que dichos operativos sean efectivos, el organismo diocesano, con su Coordinadora a la cabeza, la Doctora Reyita D'Oleo, ha contado también, además de las instituciones mencionadas, con los Orientadores Legales, un efectivo cuerpo de auxiliares voluntarios, que ha recibido instrucción elemental en materia de  normas, principios jurídicos y derechos humanos, así como adiestramiento práctico en el protocolo de procedimientos para agilizar los procesos. 

c_300_175_16777215_00_images_operativos__2.jpgTan efectivo ha sido el papel de este voluntariado en la solución de conflictos en las comunidades, que su intermediación ha resultado similar al de los jueces de paz, logrando impulsar acciones de justicia en casos de poca gravedad, sin tener que recurrir por ello a instancias mas elevadas. 

Las jornadas de registro y captura de datos biométricos mas recientes han tenido como foco de acción a los habitantes de las comunidades situadas en el macizo central fronterizo con Haití, favoreciendo a niños, jóvenes y adultos de secciones y parajes situadas montañas arriba del municipio de Pedro Santana. 

Este viernes 6 de julio estas acciones se trasladaron a las secciones El Batey y La Florida, en la zona norte de San Juan de la Maguana. 

La acompañan en esta plausible tarea, los doctores Ironelis Cabral, Julio Aristy, inspectores de la Junta Central Electoral y la  doctora Brígida Sabina Pozo (Unidad de Declaraciones Tardías) con un equipo de captura de datos biométricos, impulsando así la promoción de la dignidad humana de los mas pobres, en alianza fructífera con organismos de propositos afines. 

 

José Danilo.