INAUGURAN DOS ACUEDUCTOS EN COMUNIDADES DE MONTAÑA

c_300_175_16777215_00_images_Guardarraya.jpgCon una fiesta de auténtico regocijo compartido, ante la nutrida presencia de beneficiarios e invitados especiales, las comunidades de Guardarraya y Catanamatías inauguraron sendos acueductos el pasado jueves 24 de mayo, en ceremonias matizadas por la sencillez.

En actos separados presididos por monseñor Grullón, ambas secciones, ubicadas en la zona montañosa situada al norte, entre San Juan de la Maguana y el municipio de Las Matas de Farfán, vieron coronados sus esfuerzos en la gestión del Don inestimable del agua potable.

Acompañaban al obispo de la Diócesis de San Juan de la Maguana, la Licenciada Wilma Duval, Directora Ejecutiva de FUNDASEP; el Coordinador del Departamento de Desarrollo Comunitario, Juan Domingo Boció y el representante de Cross Catholic  Outreach Robert Pennette.

También participaron los señores Digna Rodríguez y Oriol Guerrero, directivos de la fundación diocesana, así como los párrocos de Perpetuo Socorro y Nuestra Señora de Guadalupe a las que pertenecen las comunidades beneficiarias, Cristian Quezada y Francisco Javiel de la Rosa, respectivamente.

La primera ceremonia de bendición se desarrolló a partir de media mañana en Guardarraya, celebrando la entrega del sistema de abastecimiento comunitario de agua por gravedad, para beneficio de 70 familias (239 personas) de Guardarraya y La Ceiba.

Enclavadas aguas arriba de la Presa de Sabaneta, el denominador común de estos grupos humanos es la pobreza material. Sus habitantes se dedican al laboreo agrícola en tierras de secano, produciendo gandul, habichuela y auyama.

c_300_175_16777215_00_images_Acueductos.jpgSin embargo, superando una pasividad ancestral que obligaba a que mujeres y niños dedicaran en promedio unas 3 horas diarias en abastecerse de agua contaminada, con la consiguiente secuela de enfermedades y padecimientos, los ahora usuarios aportaron la mano de obra no calificada, alimentación y gestión con el Ayuntamiento de Sabaneta, la parroquia Nuestra Señora de  Guadalupe, FUNDASEP, entre otras, así como el espíritu de trabajo en brigadas y en convites que conformaron de manera voluntaria, que se estima en unos RD$ 895 mil 115.00 (28%).

Los diseños y la dirección técnica fueron aportados por el Departamento de Desarrollo Comunitario, con experiencia en el aprovechamiento del agua equivalente a RD$ 266 mil 300.00 (08%); sumado al  financiamiento de CROSS CATHOLIC ascendente a RD$ 2 millones, 067 mil ,905 pesos con 30 centavos (64%), mientras que la parroquia dinamizó el ritmo de los trabajos con la organización y  animación.

Las familias beneficiarias de estas comunidades realizaron la construcción de su acueducto a través de los componentes: A) Capacitación y Organización Comunitaria, B) Construcción de infraestructura. C) Reforestación y preservación del medio ambiente. 

El sistema de aprovisionamiento consta de una cisterna o depósito de almacenamiento de agua potable con capacidad de 20.000 galones, capaz de contener unos 13,500 galones por hora en tiempos de sequía.

Otro detalle técnico importante es que fueron instaladas 61 piletas domiciliarias en las viviendas que son socias del proyecto (28 están en el paraje La Ceiba y 33 en Guardarraya), y la cual consta de una pileta de cemento y drenaje.

c_300_175_16777215_00_images_Catanamatias.jpgPara salvaguardar la obra y el servicio de recibir agua en los hogares, a partir de esta inauguración, permanecerán como responsables de la Administración, sostenimiento y reparaciones, la  Asociación Comunitaria de Agua Potable “Guardarraya-La Ceiba”, con una directiva de 7 usuarios, que deben reunirse, cuando menos mensual para los informes de tesorería y reparaciones. Se han elaborado unos reglamentos, redactados por los propios beneficiarios, con la asesoría de los técnicos de FUNDASEP, utilizando la estrategia de las Asociaciones de Agua Potable (ASOCAR), además se han impartido talleres de administración de sistemas de agua y reparaciones.

                                                             EL ACUEDUCTO DE CATANAMATIAS

La jornada de bendición se extendió luego, desde primeras horas de la tarde de ese jueves, a la Sección Catanamatías, para entregar ese otro mecanismo de impacto colectivo, que apunta a contribuir al abastecimiento hídrico de las familias de la Sección del mismo nombre en Las Matas de Farfán.

La dinámica de construcción, el proceso, la estrategia y los resultados son bastante similares, beneficiando en este caso a 76 familias (288 personas).

El coste total del proyecto se eleva a RD$ 3 millones, 463 mil 280 pesos con 19 centavos; financiando  Cross Catholic la suma de RD$ 2 millones, 133 mil ,935 pesos con 19 (62%); el aporte comunitario se estima en RD$  986 mil 345.00 (28%) y la contrapartida de FUNDASEP es de RD$ 343 mil (10%). 

La necesidad del agua, elemento esencial para la vida, con estas construcciones que amenazaban la vida y la salud de personas de humilde condición, actualizó aquel mensaje que se recoge en Isaías 55, 1: ¡Vengan a tomar agua, todos los sedientos, y el que no tenga dinero, venga también!

 

José Danilo.-