RETIRO INICIA ITINERARIO ESPIRITUAL DE LA DIÓCESIS

c_300_175_16777215_00_images_Retiro_diocesano.jpgCon un intenso ejercicio de reflexión y meditación en un retiro diocesano efectuado este sábado 24 de febrero en la catedral San Juan Bautista, dio inicio el itinerario espiritual de Cuaresma en la Diócesis de San Juan de la Maguana.

Poco menos de 300 personas, la mayoría de los cuales tiene algún nivel de liderazgo en los consejos distritales y parroquiales, acudieron solícitos a la convocatoria de la Vicaría de Pastoral, que de esa manera da inicio a los encuentros diocesanos de este año 2018 a la vez que nos introduce a la celebración de la Cuaresma y con ella a los misterios de la Pasión de Cristo.

La exposición del Santísimo abrió la jornada, a la que siguió la bienvenida de parte del Vicario de Pastoral, el Reverendo Santo Cabral, excusando la ausencia del obispo diocesano  monseñor José Grullón, quien viajó ese día a celebrar los 40 años de la diócesis de San Francisco de Macorís.     

El primer ejercicio de discernimiento fue introducido por el Padre Rodolfo de Jesús, párroco de la Catedral, con una exposición acerca de la espiritualidad de comunión, apoyado en el Documento Novo Millennio Ineunte de San Juan Pablo II que invita a convertir la Iglesia en una gran casa de comunión a estilo de la iglesia primigenia, en cuyas comunidades sus miembros estaban unidos con vínculos tan estrechos, que todo lo ponían en común, incluso sus posesiones y propiedades, como lo atestigua Hch 4, 32, 35. En esa experiencia eclesial primitiva los cristianos fueron capaces de priorizar el nosotros antes que la individualidad, creando lazos de koinonia o común-unión que no se puede romper.

Con apenas el interludio de un cántico, le siguió el Presbítero Moisés Corcino Valenzuela, quien a grandes rasgos condujo al auditorio a echar un vistazo al Plan de Dios con el mundo, con un recorrido bíblico desde el Antiguo al Nuevo Testamento, que enmarca el plan maestro de la historia de la salvación. En grupos de ocho personas reflexionamos en como se van concretando las obras del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo y de la Iglesia, para hacer posible el Plan de Dios en el mundo.  

c_300_175_16777215_00_images_Retiro_diocesano_2.jpgEl Presbítero José Álamo, párroco de Nuestra Señora de La Altagracia en Juan Herrera, concretizó ese Plan en un proyecto de Dios, que nos remite a Jesucristo, súmmum y modelo del Reino que ya está en y entre nosotros. Como pueblo profético miramos la realidad con los ojos de Dios, estamos atentos a los signos de los tiempos, discernimos en comunidad y vemos el proyecto de Dios.

La parte final consistió en un hermoso remate en que la Lcda Wilma Duval, Secretaria Ejecutiva de la FUNDASEP, desde los símbolos patrios: el escudo con el libro abierto de la Biblia, y la estrategia de la trinitaria inspirada en la Santísima TRinidad,  nos fue guiando a un discernimiento de los signos de los tiempos, a cuestionarnos qué nos pide hoy Cristo como Iglesia,  y a cada uno de nosotros, para hacer posible el Reino de Dios, cuando Cristo sea todo en todos.  

Una atmósfera de profundo recogimiento caracterizó el encuentro diocesano, que concluyó con el almuerzo, previo al cual un equipo de Plan Quisqueya Aprende Contigo, encabezado por el encargado regional Manuel Brito, brindó algunas pautas para el seguimiento a esta iniciativa que pretende, con el concurso de la Iglesia y otros sectores, reducir el analfabetismo a su mínima expresión.

La misión de los dirigentes y coordinadores que asistieron al encuentro del Consejo Diocesano de Pastoral, consiste en replicarlo, en este tiempo fuerte de Cuaresma, en sus respectivas comunidades.   

 

José Danilo.-