SAN JUAN CLAMA: ¡NO A LA MINA, SI A LA VIDA!

c_300_175_16777215_00_images_Misa_campal.jpgMiles de personas se movilizaron el pasado domingo 18 de los corrientes en una misa a campo abierto presidida por monseñor José Grullón en el muro de la Presa de Sabaneta, como conclusión de una concentración en el arco del triunfo de San Juan de la Maguana, rechazando el anuncio de explotación de la mina de oro y cobre descubierta aguas arriba de Sabaneta, en las alturas de la Cordillera Central.

Como una fuerza plebiscitaria, muchos de ellos identificados con t shirts con el eslogan defendamos la cuenca, otros portando carteles, pero todos coreando al unísono las consignas: “El agua es un tesoro que vale más  que el oro”, “No a la minera, si a la cordillera” y “No a la mina, si a la vida”, la caravana de vehículos partió del parque Duarte cercano a la entrada del municipio hasta llegar a la obra hidráulica que represa las aguas del rio San Juan.

Previo a la misa se puso de manifiesto la creatividad de jóvenes, que mediante poemas y canciones modernas motivaban a los participantes en la actividad, a la que se dieron cita religiosas de varias congregaciones, grupos ecologistas, políticos, empresarios y algunos congresistas de la provincia San Juan, a socializar estas consignas.

En la celebración eucarística rebosante de fieles de todas las edades y de representantes de las fuerzas vivas de la provincia, concelebraron los presbíteros de la zona pastoral Centro, de la Diócesis de San Juan de la Maguana y otros sacerdotes invitados, como el Padre Julín Acosta de Barahona; Ramón Abreu de La Vega; Juan García de la Conferencia de Religiosos –CONDOR-; Ramón Alejo (Padre Moncho) de San Francisco de Macorís y varios diáconos.

Al pronunciar la homilía, que fue interrumpida varias veces por los aplausos incontenibles de la gran multitud congregada en el lugar, monseñor Grullón hizo un vehemente llamado a la unidad en el rechazo al proyecto minero, proclamando que el grito de San Juan era un ¡No! Rotundo a la mina.

A renglón seguido fue enfático en afirmar que “el oro de San Juan es su agricultura”, poniendo de relieve: “La explotación de la mina no supone el desarrollo humano y económico de la provincia de San Juan, y nos hemos reunido hoy aquí, para desde este muro de la presa de Sabaneta, dar el grito de San Juan, grito por el agua, grito por la vida”.

c_300_175_16777215_00_images_Misa_en_el_Muro_de_la_Presa.jpgSe refirió a la necesidad de que prevalezca la unidad en los productores y agricultores, ya que la irrigación del agua del río San Juan hace posible la producción de más del 80 por ciento de las habichuelas,  el 80 por ciento del maní,  el 31 por ciento del maíz,  el 35 por ciento del gandul que alimenta a gran parte de la población dominicana, lo que le han valido a la provincia el calificativo de “granero del sur”. 

Desde días anteriores grupos y personalidades han manifestado su rechazo al proyecto minero, generando movilizaciones a pie de calle de profesores, estudiantes e iglesias protestantes, ya que todos los sectores concuerdan en que, de ejecutar la explotación minera la empresa canadiense Gold Quest, provocaría irreparables daños ambientales en el rio San Juan, la principal cuenca fluvial del valle del mismo nombre, cuyas aguas también son una fuente de vida para las comunidades de Barahona y Bahoruco en el sur profundo. 

Dando continuidad a este tema, al día siguiente, lunes 19 de febrero, una vez concluida la reunión ordinaria del clero celebrada en el Centro Educativo Vocacional Aventura, monseñor encabezó un intercambio de impresiones entre los presbíteros presentes, el representante de la Gold Quest, un técnico de la UASD y el representante de la Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Conferencia del Episcopado, Yovanni Krawinkel en el mismo campamento de exploración de la empresa minera, que incluyó una visita in situ a la finca Romero en donde está situado el yacimiento, en la que el obispo reafirmó que no hay vuelta atrás en la posición de no transigir con la explotación de la mina, porque el verdadero tesoro de San Juan es su agricultura.

Por iniciativa propia para respaldar la posición de monseñor Grullón, varias parroquias de la diócesis han comenzado a manifestar su oposición al proyecto Romero, caso de Santa Lucía en Las Matas de Farfán, que este lunes 26 de febrero tiene en agenda un acto penitencial por motivo de la Cuaresma, concienciando a la feligresía en torno a las consecuencias negativas que se ciernen sobre la madre de las aguas en el valle de San Juan en caso de que se permita la explotación del yacimiento minero.      

 

José Danilo.-