174 PAREJAS SE ACOGIERON AL JUBILEO MATRIMONIAL

c_300_175_16777215_00_images_Jubileo_3.jpgPor segunda ocasión en una semana, la explanada frontal del mausoleo de los obispos que une la catedral San Juan Bautista con el parque Sánchez, acogió a una gran multitud de feligreses.

El pasado domingo 19 de los corrientes, todo el espacio abierto situado frente a la parroquia madre fue punto de concentración previo a la caminata Un Paso Por Mi Familia y este sábado 25 también congregó a la gran cantidad de participantes en la ceremonia del Jubileo de los Matrimonios, a contar de las 9 de la mañana, en que ya el sitio lucia abarrotado de parejas que acudieron acompañadas de padrinos, madrinas y familiares, luciendo sus mejores galas y su más vivo entusiasmo.

Cabe resaltar que entre las motivaciones al solemne y a la vez festivo acto de bendición sacramental, se hizo énfasis en que no se incurriese en gastos onerosos, bastando con participar con ropa presentable y digna, a mano en el ropero o armario  familiar.    

El jubileo que abrió cauces a 174 parejas de hecho, que conviven juntas pero sin haber accedido hasta ese momento al sacramento del matrimonio, fue convocado y presidido por monseñor José Grullón, cabeza de la diócesis de San Juan de la Maguana, que comprende a las provincias Azua, San Juan y Elías Piña, a través de la Pastoral de la Familia y las vicarias zonales.

En realidad, desde inicios de año toda la jurisdicción diocesana se dinamizó y movilizó a través de sus organismos y estructuras, parroquiales y distritales, promoviendo la gracia sacramental, dándole especial seguimiento desde la Vicaria de Pastoral.

Durante este tiempo transcurrido, las diversas comunidades han sido sondeadas con un levantamiento de datos, para detectar y listar las parejas de hecho, estables y abiertas a la fe, visitarlas y motivarlas a integrarse plenamente a la comunión del Cuerpo de Cristo y a la vivencia de la comunidad cristiana.            

c_300_175_16777215_00_images_JUbileo_2.jpgUn documento preparado a propósito del acontecimiento de gracia para las parejas estables, declara: el punto de partida ha sido un encuentro diocesano, animado por Radio Corazones, organizado por la Comisión Diocesana de la Pastoral Familiar con los delegados de las parroquias sobre el nuevo libro de Preparación de los Matrimonios” que ha despertado el interés en toda la diócesis”, ofreciendo así la oportunidad a todas las parejas estables el poder recibir la bendición sacramental de su matrimonio.      

Al iniciar la eucaristía, en una catedral que resultó pequeña para la gran concurrencia, viéndose precisado monseñor Grullón a invitar a varias parejas a ubicarse en algún lugar del altar por el poco espacio disponible, el obispo presentó algunos  visitantes representantes de movimientos familiares, a nombre de las cuales dirigió un saludo el matrimonio de Sandra y Johnny Martínez, quienes presiden la Pastoral Familiar a nivel nacional.

“Ahora podemos parecer luciérnagas solitarias que brillen en la noche más oscura, acaso seamos dos o tres parejas en nuestros barrios, pero comprometidos a convertirnos en faros de luces que guíen el camino de los demás”, significó el señor Martínez.    

En la homilía monseñor Grullón exhortó a los esposos a mostrar en sus vidas el signo de la gran bendición recibida con el sacramento, adoptando cuatro compromisos fundamentales, además de poner a Jesús en medio de su unión y de su hogar: mantenerse unidos; estar abiertos a la vida; educar a sus hijos y nietos siendo ejemplo para las demás parejas e integrarse a la comunidad y a la iglesia, en sus movimientos, grupos apostólicos o comunidades eclesiales de base.    

c_300_175_16777215_00_images_Jubileo_4.jpgEn lo sucesivo, la diócesis puesta bajo su cargo mantiene la intención expresa de fortalecer la atención pastoral a las familias y matrimonios para ayudarles a continuar su testimonio, mientras que se promoverán las celebraciones de bendición sacramental cada tres meses por comunidades, distritos y parroquias, y una vez al año  se realizará el Jubileo Diocesano de los Matrimonios, cercano a la fecha de Cristo Rey, en noviembre, mes de la familia.   

Terminado el rito extraordinario de bendición matrimonial en todas sus fases, los ahora esposos ante los ojos de Dios y de la iglesia, pasaron al patio interior situado entre la Casa Curial y la catedral a compartir un brindis y un almuerzo, que discurrió en un ambiente de festividad jubilosa de amigos y familiares acompañados de sus párrocos.

Toda la diócesis de San Juan de la Maguana comparte la felicidad de los bienaventurados contrayentes. Que el Señor derrame sobre ellos y su casa grandes bendiciones.

 

José Danilo.-