JORNADA EVALUATIVA EN PROYECTO SAN JOSE-JOCA

c_300_175_16777215_00_images_Evaluacion_Jose-Joca.jpgLa educación de un grupo de niños y niñas como principal motor del desarrollo humano y social, ha empoderado a varias comunidades campesinas pertenecientes al municipio de Pedro Santana, en la provincia Comendador, enclavadas en el corazón de la cordillera central, a plantearse mejores condiciones de vida.

En ese contexto, el pasado viernes 27 de octubre, el Centro Educativo San José Joca fue escenario de un animado encuentro anual de comunitarios de Bartolo, La Peña, El Pesquero, La Llamaya y la Sierrecita, para evaluar el proyecto de desarrollo sostenible, que entra en su etapa final.

Para tal efecto, primero se aplicó un cuestionario de investigación evaluativa con miras a sistematizar informaciones entre beneficiarios de diversos componentes en materia de producción agroecológica y ampliación de oportunidades educativas.

Conformando grupos comunitarios, se reunieron con facilitadores de FUNDASEP en las aulas del complejo educativo, respondiendo a una batería de preguntas en torno a parámetros concretos.

Un posterior intercambio de impresiones con los comunitarios en el salón-comedor tenía por objetivo consensuar el nivel de alcance en los objetivos del proyecto, mediante logros en las comunidades beneficiarias, principales actividades ejecutadas en correspondencia con indicadores de inversión económica, para verificar el cumplimiento o no de las metas de financiación contenidas en el Plan Operativo Anual (POA). Asimismo, revisión de los planes estratégicos de las asociaciones o grupos y revisión del Plan Estratégico de la ASOJOCA.

Gracias a la donación de recursos de Manos Unidas, una asociación de la Iglesia Católica en España, y de AEXCID (Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo) del mismo país,  que no conocen fronteras en su solidaridad con los países del Tercer Mundo, estas comunidades  quieren romper con el aislamiento ancestral que les mantenía relegados al olvido y la exclusión social.

La llegada oportuna de Los Hermanos de la Salle, una comunidad religiosa con énfasis en el ministerio apostólico de la educación, asumiendo la dirección del centro que adopta un régimen de semi-internado, ha resultado una gran bendición más allá de la dimensión educacional propiamente dicha y ha comenzado a impactar la conducta de los lugareños.

c_300_175_16777215_00_images_La_Yamaya.jpgPor ejemplo, la participación comunitaria, ejerciendo la co-responsabilidad en la buena marcha del centro educativo provee ayuda en actividades puntuales como pernoctar en el lugar acompañando a los estudiantes y garantizando buen comportamiento, en las labores de limpieza y de cocina, actualmente genera menos quejas que en los meses anteriores.

La propia asistencia a la evaluación del pasado fin de semana, tanto como su participación en comisiones que diligencian ante diferentes autoridades servicios claves para sus comunidades, caso de clínicas y antenas que posibiliten la comunicación telefónica, son otra señal de que se han convertido en sujetos están abandonando la pasividad para protagonizar  acciones en bien de la colectividad. Es un proceso y lleva tiempo, como tiempo toma el huerto del plantel del que aprovechan algunos productos.     

Como actividad complementaria de este encuentro, por tercera vez se celebró una feria intercomunitaria de productos agrícolas con venta de frutos del campo a bajos precios.

Este encuentro final se realiza previo a la reunión para el acta de entrega a la ASOJOCA en los próximos días, y a la visita de una comisión de Manos Unidas y de evaluadores externos. 

 

José Danilo.-