COMISION ENCAMINA 2DA ETAPA DE CATEQUESIS

c_300_175_16777215_00_images_Grupo_de_2da_Etapa.jpgLa Comisión Diocesana de Catequesis ha emprendido la tarea de iniciar la 2da Etapa de formación básica para catequistas, en correspondencia con las exigencias de sistematizar conocimientos para lograr que cada maestro de la fe reciba las cuatro etapas requeridas en la pedagogía de La Palabra.

Los aprestos comenzaron en el mes de febrero con un primer grupo, muy pequeño, de apenas 6 catequistas para el primer taller, sin embargo, como la perseverancia obra milagros, en el mes de marzo se duplicó el número a 12 participantes y en mayo poco más de 45 catequistas se integraron con hambre y sed de conocimientos, testimoniando con su interés su vocación de servicio a la iglesia.  

En el inicio de la 2da Etapa de formación, realizada desde el viernes 13 al domingo 15 en el centro Monseñor Pittini, se integraron 53 participantes, conformando un grupo interesante, muy heterogéneo, disciplinado y dispuesto, de diferentes parroquias, zonas pastorales y edades, pero prevaleciendo los jóvenes, que son esperanza de la iglesia, como expresara monseñor Grullón, quien estuvo visitando al grupo.  

En esta ocasión asistió un número considerable proveniente de la zona fronteriza, de El Cercado y Pedro Santana; de la Zona de Azua de las parroquias Sagrado Corazón de Jesús del barrio La Bombita, de Nuestra Señora de Lourdes de Tábara y de Cristo Crucificado de Las Lagunas de Padre Las Casas, en las alturas de la cordillera central.

Mientras que los participantes de la Zona Centro (San Juan de la Maguana) procedían de las parroquias San Antonio de Padua de Bohechío; Santísimo Redentor, San José y Cristo Rey del municipio cabecera; San Andrés de Vallejuelo; San Alfonso, de Pedro Corto;  de la parroquia madre, Catedral San Juan Bautista y de Nuestra Señora de La Esperanza, de Villa Liberación.     

La primera parte consta de un contenido variopinto, pero no vago, dirigido a responder inquietudes diversas del catequista, dotándolos del dominio de herramientas como son las dinámicas grupales de integración y un taller sobre metodologías para enseñar la catequesis, para luego ir adentrándose gradualmente en un ámbito fuerte de espiritualidad.

Esta 2da Etapa también adopta una dimensión práctica, que dispone medir la enseñanza catequética para niños, jóvenes o adultos, con la estructuración de grupos que tienen por tarea preparar un contenido para uno de estos grupos específicos de niveles o edad, aplicando lo aprendido en el terreno de la realidad.

Luego son evaluados en función del desempeño, porque “nadie puede dar lo que no posee o no tiene” nos explica el Padre Bernaldo Peralta Florián, que junto a la hermana Eugenia Paula Cepeda Ventura, las licenciada Doris Santana y Ada Rodríguez, el diácono Julio Mateo, esposo de esta última, Luz María Vicioso, Charo Coiluga, voluntaria española de OCASHA y la joven Yudifer Herrera Ramírez, la Hermana Audelia Rodríguez y Cesar Julio de los Santos, acompañaron en este proceso formativo.  

La tercera etapa está prevista a dar inicio con un primer grupo el mes de diciembre venidero.

 

José Danilo.-