Colegio de Consultores

Es un grupo de seis a doce presbíteros elegidos por el Obispo de entre los miembros del consejo presbiteral que ayudan más inmediatamente en el gobierno y animación de la Diócesis durante un período de cinco años.
 
Aconseja al Obispo en la administración económica y da su consentimiento en lo que respecta a la administración extraordinaria de los bienes eclesiásticos de la Diócesis.
 
Da su parecer al Obispo con prontitud y solicitud sobre aquellos aspectos de la vida y misión de la Iglesia Diocesana que le son consultadas por él.

El Colegio de Consultores trata los asuntos, que les confiere el derecho, la aceptación de los candidatos al sacerdocio y los puntos conflictivos en la marcha de la diócesis, decisiones sobre temas que requieren un cierto nivel de urgencia, que tiene que tomar el obispo.
 
Como los integrantes son a su vez, en su mayoría, los vicarios episcopales de las distintas zonas, elegidos por el obispo de una terna propuesta por las asambleas zonales o son propue stos por los miembros del Colegio de Consultores, gozan de la simpatía del clero de las zonas, son instrumentos muy valiosos en las manos del Buen Pastor para solucionar cualquier problema, y para animar la marcha del Plan Diocesano de Pastoral y la espiritualidad de todos los agentes de pastoral.
 
Son personas muy íntegras y de gran sentido de responsabilidad y de confianza en mantener con discreción lo consultado en las reuniones.

Consejo Diocesano de Pastoral y Vicario de Pastoral

El Consejo Diocesano de Pastoral es el organismo que elabora las propuestas pastorales para su ejecución.  Está compuesto por los vicarios episcopales y coordinadores de zona, los asesores y coordinadores de las áreas de vida eclesial y de los equipos que brindan otros servicios a nivel diocesano y está coordinado por el Vicario de Pastoral y presidido por el Obispo.

Prepara y coordina las reuniones de la Asamblea Diocesana, evalúan la marcha de la programación diocesana, informan sobre la marcha del plan en sus áreas y relanzan el plan de acuerdo a las nuevas circunstancias.  El consejo diocesano se reúne un sábado cada dos meses.

Tiene por directiva el Equipo Diocesano de Animación Pastoral, el cual tiene representantes de las distintas zonas pastorales, y es responsable de la buena marcha del consejo diocesano de pastoral y de la elaboración de todos los materiales bajo la responsabilidad de dicho consejo.

El Vicario de Pastoral de la diócesis, es quien coordina la Pastoral de Conjunto, junto con el Consejo Diocesano de Pastoral.