Catedral San Juan Bautista

c_289_175_16777215_00_images_Catedral.jpgPara el 1740, el Arzobispo Domingo Pantaleón Álvarez de Abreu, en visita pastoral, encontró una buena ¨Ermita dedicada al Señor San Juan Bautista muy bien tratada, por lo cual se le asigno un capellán, mientras se disponía un curato propio.  Para 1508, San Juan Villa Blasona, fue erigida en parroquia, una de las primeras de América, por el Obispo Fray García de Padilla, en 1512 y al hacerlo le dio por santo patrón al Apóstol Santiago.  Es posible que el nombre de la ciudad gravitara sobre la devoción popular, por lo que San Juan Bautista pasó a ser el patrón.

En 1783, era cura y rector de la parroquia de San Juan el Pbro. José Gabriel Aybar.  La Iglesia era de madera con ocho puertas y tenía las siguientes imágenes y cuadros: Jesús en las columnas, santos Cosme y Damián, Espíritu Santo, San Juan Bautista, la Candelaria, San Juan de las Ánimas.

El primer cura párroco que tubo San Juan fue Don Narciso Barriendo, que vino el 21 de Agosto de 1856, quien en el 1862 se quejó a la superioridad, de la corrupción dominante en alguna parte de su dependencia, y lo sucedió Benito Ramón Pina en el año 1899.  San Juan fue  sacudida por un terremoto el día 6 de Octubre de 1911, día de San Bruno, destruyendo, la Iglesia de ladrillo, que estaba frente al parque, en el mismo sitio donde se encuentra hoy y fue construida después del 1956 por el padre Barriento.  El templo  con el techo de madera y zinc, fue terminado siendo párroco de San Juan Fray Joaquín Maria Andujar, OFM.  Siendo Obispo Mons.Tomás F. Reilly, quien realizó sus trabajos pastorales en San Juan de la Maguana y las Matas de Farfán, en febrero de 1948, hasta Marzo de 1954, tomó posesión de la nueva Prelatura Nulius de San Juan de la Maguana, como Administrador Apostólico, con jurisdicción episcopal el 16 de Marzo de 1954. Fue elevada a Catedral por el Papa Pio XII el 25 de Septiembre de 1953 y Mons. Reylly ordenado Obispo el 30 de Nov. De 1956 y prelado del mismo territorio. 

Durante décadas, el territorio que actualmente comprende la prelatura, sufrió una escasez terrible de clero.  Unos padres franciscanos heroicamente habían comenzado la obra de renovar la vida católica.  Después llegaron los padres Scarboro y los padres Redentoristas y últimamente cuatro comunidades de hermanas religiosas que se dedicaron  a la formación de niños y niñas en colegios y centros catequísticos.  Al inaugurarse la prelatura había cinco parroquias: Azua, San Juan, Neyba, Las Matas y Barahona donde residían los sacerdotes. Consideramos de gran importancia recordar éste gran acontecimiento: El 12 de Abril 1961 se realizó la destrucción de una gran parte de la residencia Episcopal y de la casa Curial en San Juan de la Maguana.

Por motivos de Salud, renuncia Mons. Tomás F. Reilly, el 20 de julio de 1977, le sustituye Mons. Ronald Gerard Connors, CSSR.   Mons. Connors cesó el 22 de Febrero de 1991, por motivos de salud también pasando hacer Obispo Emérito de San Juan de la Maguana.

El 22 de junio de 1991, es ordenado Obispo de la Diócesis de San Juan, Mons. José Dolores Grullón Estrella, siendo el primer obispo diocesano de la Diócesis.

Durante la administración de los misioneros redentoristas, la fe y la misión evangelizadora se desarrollaron ampliamente en nuestro pueblo, llegando incluso  hasta las comunidades más lejanas como: Ciénega, la Higuera, Hondo Valle, Boca de los Arroyos, los Gajitos, entre otras, donde se trasladaban por semanas para atender tanto las necesidades espirituales como materiales en estos rincones más lejanos de la parroquia  Con la administración diocesana, se inicia un nuevo estilo organizativo, en el que toma auge el trabajo del laico comprometido, que consiste en la formación de Distritos parroquiales y Consejos comunitarios.  De esta manera nuestro plan de evangelización nos ha permitido  llegar a todas las familias de nuestros barrios y comunidades que conforman las parroquias.  Es de esta forman que han nacido nuevas parroquias como son: Parroquia Espíritu Santo- 1996, Párroco Edwin Cruz Merced; la Parroquia Cristo Rey -1998, Párroco Juan Rosario y la Parroquia Ntra. Sra. .de la Esperanza -2001, Párroco Lorenzo Cuevas y Santo  Cabral Luciano.  Con la salida de los redentoristas ocurrida el 26 de Mayo de 1996, pasa a ser el padre Juan Rosario, nativo de la Vega, el primer Párroco Diocesano de la Catedral.  Le sustituye el Padre William A. Hoffman en 1998, nativo de Green Bay, USA en 1998, ya en el 2002 es trasladado a su Diócesis y le sustituye  el Padre Manuel de Jesús Bello nativo de la provincia de Elías Piña.

Estructura organizativa de la catedral

Dirigida por un equipo de pastoral conformado por el Obispo, el párroco, religiosas y laicos comprometidos.

Consejo Parroquial: está compuesto por las diferentes áreas de vida eclesial y un representante d cada uno de los distritos que conforman el territorio de la parroquia.  Estos distrititos son: Jinova, San José, Anacaona, Mons. Reilly, Capotillo, Mesopotamia, y Buena Vista.  Estos se reúnen una vez al mes, para evaluar y programar los diversos trabajos en las diferentes áreas y consejos comunitarios.  Fruto de estos trabajos se prepara la programación anual de la parroquia.

Algunos de estos distritos ya cuentan con su capilla, por ejemplo: Jínova,  la que fue a tendida por muchos años por el P. Leoncio Mejía Mosquea (q.e.p.d), Capotillo, Sagrado Corazón de Jesús, Buena Vista, Ntra. Sra. de las Mercedes, Anacaona: Ntra. Sra. de la Altagracia, San José, tiene un templo con el mismo nombre.  Los demás distritos están en proceso de construir sus capillas. Dentro del territorio de Catedral contamos también con la casa de la Divina Misericordia y la Casa de la Renovación Carismática

Monumentos históricos de la catedral San Juan Bautista

La Catedral consta con: Un retablo hecho en caoba criolla centenaria, con una artesanía con estructura renacentista, donde contiene la espiritualidad franciscana. Este retablo fue donado por la señora  Dulce María Ramírez. También tiene dos retablos pequeños con las estatuas de pequeños santos. Hay otro construido en caoba confeccionado y diseñado por el P. Juan Rosario para el cuadro de la Virgen de la Altagracia. Este cuadro es una réplica original de la de Higüey. Se construyó también el sarcófago para el Santo Entierro del Viernes Santo, debido que el anterior se había  quemado  en un incendio ocurrido entre los años 93-94.

En la esquina lateral izquierda está construida la cripta donde descansarán los restos mortales de los obispos de la diócesis. Hoy día están enterrados  dos de ellos: Mons. Thomas F. Reilly que nació el 20 de diciembre de 1908 y falleció el 21 de julio de 1992 en Boston. El segundo es Mons. Ronald Gerard Connors nació el 1 de noviembre de 1915 y falleció el 27 de noviembre del 2002 en Brooklyn.

Se inició la reconstrucción de la Catedral con el primer picazo el día 11 de febrero del 2002, estuvieron presentes: Mons. José Dolores Grullón Estrella, la arquitecta Hanoi Sánchez, el P. William Hoffman- párroco-, P. Juan Rosario,  autoridades civiles  militares y una comitiva de la sociedad civil del pueblo.  Se iniciaron de inmediato los trabajos de remodelación y ampliación de los que es hoy la Catedral San Juan Bautista.

En la parte de atrás está instalado el transmisor de la Emisora católica de la Diócesis Radio Corazones, que cubre las tres provincias más otras regiones de otras – Cibao y sur profundo, con iniciativa del P. Ramón Conard, quien era párroco de Juan de Herrera y colaboraba en la Catedral.  Luego Mons. José Grullón le dio continuidad a esa iniciativa para que hoy la Diócesis tenga un apoyo evangelizador,  formador y orientador.

En nuestros archivos parroquiales existen algunos libros de bautismo, que datan de los años 1884, la mayor parte de ellos fueron destruidos por  un incendio ocurrido en el año 1961, ordenado por el  régimen del dictador  Rafael Leonidas Trujillo.  En ese tiempo  fueron saqueados varios archivos y cosas pertenecientes de algunas parroquias, entre ellos vasos sagrados, minutas históricas y bienes materiales.

En la actualidad contamos con: 131 libros de bautismo, 19 libros de actas juradas, estos enmiendan la pérdida de los libros destruidos antes mencionados. Un libro de Confirmación, 19 libros de Matrimonios.